Inicio Destacado Campaña Salud Mental

Campaña Salud Mental

CAMPAÑA SALUD MENTAL 

La semana pasada hemos centrado el foco en el cuidado de nuestra Salud Mental, el objetivo ha sido recordar que la salud de cada individuo es la sólida base para la construcción de vidas plenas y satisfactorias.  

La  salud mental es la parte de la salud a la que no prestamos atención, nos centramos en la salud física, cuando la mental es, incluso, más importante. Nuestra salud en general depende de tres aspectos: el físico, el mental y la red social. Los tres van de la mano. 

 

Empezamos la semana planteando algunos consejos para llevar una buena salud mental: 

 

  • Ejercicio físico moderado: dos o tres veces en semana. Disminuye la actividad fisiológica que se asocia con el estrés y la ansiedad. 
  • Descanso adecuado: Mejora el rendimiento físico e intelectual 
  • Alimentación saludable: aumentar el consumo de productos frescos. Evitar las grasas.  
  • Relaciones sociales: Mantener tus relaciones sociales o iniciar unas nuevas favorece la reducción del estrés y la mejora de la autoestima. Evitan el aislamiento y mantienen activo tu cerebro. Apoyo social y contacto SANO con personas que enriquecen retrasan la pérdida de capacidades cognitivas como puede ser la memoria. 
  • Visión personal: es necesario que te plantees objetivos a corto plazo, metas alcanzables. Seguir con tu proyecto de vida. Compromiso, esfuerzo, … Conseguir un objetivo te aportará satisfacción personal. 

Desde las tres etapas hemos desarrollado este tema para empezar y aprender a escucharnos, a dedicarnos tiempo, a cuidarnos. 

Cada día de la semana hemos dado importancia a un aspecto fundamental para la buena salud mental: 

– La alimentación saludableuna buena alimentación está estrechamente ligada a muchos procesos cerebrales.  “Un buen estado nutricional es muy importante para la salud mental y para el mantenimiento de las conexiones cerebrales a fin de que las neuronas se mantengan sanas, protegidas y en equilibrio”. 

Y no solo se trata de lo que se consume, aquí también es importante ordenar los horarios de las comidas y la forma en la comemos (usar el tiempo necesario, postura correcta, y el espacio, que debe ser tranquilo proporcionando al momento un tiempo de disfrute). Todos estos factores son importantes para el cuidado de la salud mental y deben comenzar desde la más temprana infancia. 

En la Etapa de Infantil nos han ayudado a ver qué alimentos son los que deberíamos comer y se ha podido crear un menú muy saludable que todos deberíamos tener en cuenta.

 

Practicar deporte: para explicar este apartado, tiramos de los clásicos: “mens sana in corpore sano”. Es decir, el deporte va a contribuir a que nos encontremos mejor física y mentalmente. Existen diversos estudios que afirman que realizar ejercicio de forma regular previene la aparición de la ansiedad, la depresión u otros trastornos psiquiátricos. La principal conclusión de estos estudios es que los sujetos con más actividad física presentan mejores niveles de salud mental. 

La importancia del descanso: descansar es necesario para una buena salud mental, primero que pada dormir bien es básico para el desarrollo de hábitos saludables, cuando dormimos, nuestro cerebro debe descansar. 

Cabe aclarar que dormir no es lo mismo que descansar, nuestro cerebro está en actividad permanente y sin duda alguna, al final del día está saturado, cansado y necesita reponerse y descansar.  

 La falta de sueño significa una pérdida de descanso importante, afectando muchos aspectos de nuestras vidas, nos vuelve irritables, nos pone de mal humor y no somos productivos en las actividades que realizamos.  

En la etapa de secundaria hemos reflexionado mucho acerca de este punto, viendo que, en muchos de nosotros, es necesario iniciar una higiene del sueño. Para ello, hemos iniciado con unas recomendaciones básicas para un buen descanso: 

  • Permanecer activo durante el día. 
  • Darle las buenas noches a los aparatos electrónicos (casi todos cometemos el error de irnos a la cama con el móvil o la tablet, lo que hace que nuestro cerebro siga en alerta. Los expertos recomiendan despedirse de las tecnologías una hora antes de irse a la cama, pudiendo sustituir este “vacío” por la lectura de un buen libro). 
  • Ten una rutina para dormir.  
  • Espera una buena noche de sueño. 

 

El control de las emociones: La mente y las emociones afectan nuestra salud general.  El control de las emociones es síntoma de buena salud mental. 

Ya en etapas tempranas, vivimos momentos o situaciones que nos generan estrés, por ello, os proponemos una serie de actividades para favorecer la liberación del estrés:  

  • Dibujar un lugar o un recuerdo favorito. 
  • Cerrar los ojos y concentrarse en la respiración. 
  • Escribir sobre lo que ocupa su mente en estos momentos. 
  • Escribir diez cosas por las que están agradecidos. 
  • Escuchar música que los ayude a relajarse. 

 

 “Si puedes cambiar tu mente, puedes cambiar el mundo”  (William James) 

 

  

Campaña Salud Mental

Artículo anteriorNos sumamos al pacto educativo global
Artículo siguienteRESUMEN JORNADA 6/7 NOVIEMBRE
Equipo de la redacción central de EditorialOn. Somos muchos, de sitios muy distintos.