Inicio Deportes Las Rhinas brillan en el Partido de las Estrellas

Las Rhinas brillan en el Partido de las Estrellas

Carmen Rodera, Cristina Lopez, Rocío Rodera, María Álvarez, Vico Gorrochategui, Marta Cantabrana y Kimberly Marcos.
Fotografía: Diego Dolan

Las Rhinas brillan en el Partido de las Estrellas

Este fin de semana se disputó en Zamora el tradicional ‘Partido de las Estrellas’, un encuentro donde se dan cita las mejores jugadoras de la  Liga Iberdrola y un combinado nacional y donde Majadahonda estuvo muy presente. 

En esta ocasión, los colores majariegos estuvieron representados por un total de 7 jugadoras, cuatro en el equipo de las estrellas: Carmen y Rocío Rodera, Vico Gorrochategui y Kimberly Marcos, y tres jugadoras en el equipo nacional: María Álvarez, Marta Cantabrana y Cristina Calderón.

Si bien se impuso con claridad el equipo nacional (43-5), todas las Rhinas allí presentes dieron buena cuenta del nivel mostrado esta temporada disputando minutos de mucha calidad.

En palabras de una de las jugadoras más jóvenes, como fue Rocío Rodera, más conocida como ‘Bola’: «poder ser parte de un partido así, es una experiencia muy guay, jugar con otras chicas de otros equipos, aprender de unos entrenadores diferentes». Tanto para ella, como para sus compañeras, es un premio por el trabajo hecho durante la temporada.

Sobre el partido, Bola destaca una buena primera parte del conjunto de las estrellas, el cual apenas tuvo un dia y medio de entrenamiento.  «En la primera parte tuvimos bastante posesiones y aunque no supimos finalizar por errores puntuales, salieron cosas que se entrenaron y hubo un buen despliegue defensivo para parar muchos de los ataques del equipo nacional. En la segunda parte se notó más el físico de las internacionales y el partido se hizo más cuesta arriba».

Otra de las afortunadas, María Álvarez, tuvo un domingo aún más especial ya que este partido fue su debut con la camiseta de las Leonas. «Este partido era el comienzo de un nuevo ciclo, a nivel colectivo y personal, que para mí, ha significado ilusión, aprendizaje y evolución. Poder cumplir el sueño de debutar con la selección en una posición nueva es algo que nunca me habría imaginado pero esas nuevas sensaciones fueron las que me hicieron dar lo mejor de mí en el encuentro».

De esta manera, se pone punto y final a la temporada de Rugby XV femenino, ahora toca descansar para, tras el verano, volver a soñar con competir al máximo nivel.


- Te recomendamos -