Inicio Destacado Saludo 24 agosto

Saludo 24 agosto

Queridas familias, educadores y alumnos:

Hemos vivido un tiempo de descanso, de encuentro con la naturaleza, con la familia y los amigos; un tiempo que nos renueva y repara por dentro y por fuera. Es momento de ser agradecidos por todo ello, de valorar lo que tenemos e incrementar nuestra capacidad de bendecir y de compartir. ¡Qué importante es hacernos conscientes de la suerte que tenemos! Un elemento indispensable en la educación y el crecimiento personal.

Nos recuerda el Papa Francisco: la espiritualidad cristiana propone un crecimiento con sobriedad y una capacidad de gozar con poco. Es un retorno a la simplicidad que nos permite detenernos a valorar lo pequeño.Ojalá haya sido nuestra experiencia y sepamos prolongarla en nuestro vivir cotidiano.

Seguramente, hemos disfrutado de la naturaleza en el mar, en la montaña, en el campo, en el pueblo… y hemos mirado con atención y asombro la riqueza de la diversidad y la belleza de la creación. Esto nos tiene que llevar a despertar o potenciar en nosotros el gusto y el cuidado de nuestra casa común.

El Papa insiste en que necesitamos un nuevo enfoque ecológico que transforme nuestra forma de habitar el mundo, nuestros estilos de vida, nuestra relación con los recursos de la tierra y, en general, nuestra forma de ver al ser humano y de vivir la vida.

Y es que la ecología integral, va más allá del cuidado del medioambiente; subraya el cuidado mutuo: la atención, la compasión, la reconciliación, el respeto y la aceptación recíproca. Es un camino privilegiado para construir la paz tan necesaria hoy en el mundo y entre nosotros.

Hemos de trabajar juntos en ello, como Comunidad Educativa, en familia y en el colegio. Sólo así podremos crear el futuro que queremos: un mundo más inclusivo, fraternal, pacífico y sostenible.

En breve comenzamos un nuevo curso y hemos de prepararnos activando en nosotros todo aquello que nos ayude a tener una actitud positiva: acogida de la novedad, alegría por el encuentro, disfrute del deber cumplido, apertura al esfuerzo, empeño por crecer y madurar… y otras muchas cosas que cada uno y cada una tiene ya en su interior.

Ánimo, aprovechemos bien estos días, guardemos en el corazón todos los regalos del verano y seamos muy agradecidos por todo ello.

¡Recordad que hoy es 24! Nos unimos con un Ave María para poner en manos de María Auxiliadora el próximo curso. Los profesores, profesoras y salesianas os recordamos y os esperamos con ilusión.                         

Un saludo cariñoso, 

Sor Mari Paz Castillo

En nombre de educadores y hermanas


- Te recomendamos -